15.4.2019

Francisco Javier 2007Francísco Javier González

 

Nuestra Ani Oramas, ya mostró su capacidad de reconvertirse instantáneamente de Dr. Jekyll a Mr. Hyde –en femenino, por supuesto- con motivo del rifirrafe que montó con el Pablo Iglesias cuando la frustrada moción de censura contra el sátrapa Rajoy en junio de 2017 por ejercer este de Alí Babá al frente de los 400 ladrones de su PP. Todo fue, en apariencia, a cuenta del supuesto “tonito machista” del podemita al que, a juicio de la diputada, “no le gustan las mujeres no sumisas” pero en el fondo lo que había era el apoyo de todo el aparato de  Coalición Canaria y su afuchado presidente a sus conmilitones de la derecha española. Ahora, reconocida su oratoria con el premio Emilio Castelar, se ha superado por todo lo alto para rechazar los Presupuestos españoles, dándole un empujoncito a Sánchez pa’que ruede rapidito cuesta abajo.

La diputada ha sacado las garras como siempre en defensa de la unidad patria –la suya, España- y sus instituciones pero, a mi juicio, esas garras están bastante ferrujientas pñor mal uso. Empezó Ani con una muestra, repulsiva por lo anacrónico, del más deleznable clasismo con su referencia a las 3.000 viviendas sevillanas. ¿Olvida, tal vez, la cantidad de barriadas de idéntica época y factura que tenemos en Canarias? ¿Le recuerdan algo los nombres de Ofra, Somosierra, Cuesta Piedra, La Verdellada…? Seguro que, aunque sea por querencia familiar franquista, al menos recuerda el de García Escámez. Creo que, de viviendas sociales, debe Ani saber bastante. Su marido, Pablo Nieto Peña, fue durante años gerente de VISOCAN –Viviendas Sociales de Canarias- en una etapa de crisis en que esa empresa pública llevó a cabo varios desahucios. Claro que los míseros sueldos de esos directivos, de alrededor de 100.000 eurillos anuales, había que sacarlos de algún lado. Me pregunto si tendrá la cara dura de ir a dar algún mitin, en las elecciones que se avecinan y que trata de acelerar, por cualquiera de esas barriadas donde, al igual que en la sevillana a la que desprecia, viven tan excelentes personas como las que pueden morar en la zona residencial lagunera  donde habita.

Sabemos que de casta le viene al galgo. Ani Oramas hace honor a su clase social y nos recuerda que esa clase, la alta burguesía criolla, retoños del fascismo franquista que usurpan y putean el calificativo de “nacionalistas” con que se disfrazan, están en otra orbita que la nuestra, la del pueblo canario llano. El abuelo de Ani era el cacique lagunero Leoncio Oramas Díaz-Llanos, al que el general Primo de Rivera concedió la Exclusiva del transporte por carretera, nuestras antiguas guaguas encarnadas. “Don Leoncio” era el máximo representante en esta  colonia del aspirante al trono hispano Juan de Borbón y luego de su hijito Juan Carlos, célebre por sus proezas cinegéticas y donjuanescas. Su tío, Leoncio Oramas Tolosa, procurador en las Cortes franquistas, alcalde de Santa Cruz, Presidente del Cabildo y no sé ni cuantas sinecuras más, se jactaba de su poder con una frase que se ha hecho famosa “El rey es amigo mío y el rey en Tenerife soy yo”. ¿Podía, pues, esperarse otra cosa de Ani Oramas? Guste o no, la lucha de clases sigue vivita y coleando.

La nacionalera  Oramas puso a caldo de potas al gobierno español y a su presidente por despreciar a Canarias y a los canarios –recochineo incluido- a pesar, dijo, de no ser como otros – los réprobos catalanes- que tratan de romper el estado. Nosotros, recalcó, siempre hemos defendido el estado, aunque “somos pacientes, pero no tontos” –cosa que tengo que poner en duda al ver como elegimos a nuestros genuflexos representantes políticos- para terminar con aquello del uso de la razón y no de la fuerza, pero ¡ojo al parche! que no nos empujen  porque !!NOS ECHAMOS AL MONTE!! Solo una preguntita. ¿Porqué ahora explotas y no con Rajoy y sus cleptómanos o frente a cualquiera de los gobiernos españoles de diversos colores que han machacado a esta tierra y a sus habitantes, saqueando sus recursos?

Anita. ¡Lástima que en época del MPAIAC estabas por las juventudes de la UCD de Javier Arenas y que tu raigambre monárquica y españolera te cegaba esa razón,  que ahora recomiendas usar al presidente hispano, en vez de la fuerza! Seguro que hubieras podido ser una eficaz colaboradora de aquel independentismo incipiente ya que, oyéndote y viéndote en el Congreso metropolitano, estas dispuesta a todo, hasta a echarte al monte porque ¡CANARIAS EXPLOTA!

Francisco Javier González.

Pens

 

Canarias con Cataluña

Una babel 10.4.2019

 

 

 

2.4.2019 Elroto