18.3.2019

Chema TanteChemaTante

Digo Antonio Plasencia y digo Ignacio González el viejo, y digo Zerolo y digo todo el resto de esta Rat Pack que gozan de la más feliz impunidad, sin que importe la magnitud de sus delitos ni la contundencia de las sentencias que les impongan. Antonio Plasencia, con sus compinches, fue condenado a pagar -ya debe ir la cifra por los ochenta millones- el fruto de su estafa en Las Teresitas, al ayuntamiento chicharrero, pero la insalla de CoATIción Canaria ha hecho lo necesario para que no paguen nada, todavía. Antonio Plasencia y su banda tienen arriba la condena a pagar su salvajada en Güimar, 270 millones, pero si te he visto no me acuerdo...

Ya se cansa uno de estar contando todas las barbaridades cometidas por este delincuente convicto por esta Justicia lenta e inútil que nos cruje a la gente pobre pero es incapaz de tocarle un pelo de verdad a los dueños reales de Canarias. Ni siquiera puede esta Justicia hacer que esta gente cumpla las sentencias que les impone.

Ahora la repugnante tropa que domina las instituciones canarias le compra al delincuente Plasencia unos edificios que llevaban la tira de años vacío -por algo sería- y la lectura de cómo se ha llevado adelante el procedimiento, empezando por la tasación de una empresa conocida por su benevolencia con el personaje TINSA, causa dolor de estómago. El ético Alonso alega que toda la compra del edificio fue legal y beneficiosa para Tenerife. Pues yo, Chema Tante, proclamo que comprarle a un delincuente como Plasencia unas propiedades, lo mismo que mantener las adjudicaciones de los rentables aparcamientos, será cualquier cosa menos conveniente para los intereses populares.

Aterra, de verdad, pensar en por dónde tendrán agarrados Plasencia y su Rat Pack a la gente de a Corrupción Canalla, para obligarles a hacer todo lo que les convenga. Esto de la compra de las dos propiedades de Plasencia, lo hicieron en pleno fin de año, confiando en que el estruendo de los voladores permitiría que pasara inadvertido.

Y dice el velillo de Carlos Alonso que "llevaban dos años y medio buscando un edificio para este propósito". Pues mira, Carlos: en dos años y medio y treinta millones de euros, bastaba y sobraba para construir un edificio en condiciones. Es increíble, la capacidad de este hombre para confundir a la gente

En La casa de mi tía

 

Canarias con Cataluña

Sin titulo 3

 

La delegación de INTERSINDICAL CANARIA es recibida con emotivos saludos y aplausos en la manifestación celebrada en Madrid el 16 de marzo por el derecho a decidir y la libertad de los presos políticos catalanes.

 

 

 

 

 

 

</p}

 

dialogo social