Chema TanteChema Tante

 

Yo, Chema Tante, estoy convencido de la absoluta necesidad de desenmascarar, de bajar de su beatífico altar, a uno de los más perversos personajes que ha dado ese jardín de la perversidad política que se hace llamar CC, la corrupción canalla andante. El genuflexo Clavijo, que con sus adláteres, la resabiada Rosa Dávila, el "ético" Alonso, la incontinente verbal Cristina Valido y sus comisarios empresariales Ortega y Baltar, han reducido su gestión política a la busca y captura de presupuestos que puedan ser convertidos en contratos y adjudicaciones sobre los que puedan  morder. Morder, sí, en el más abyecto sentido del término. En la entrevista que le hace Vicente Pérez a Gustavo Matos en EL DIARIO TENERIFE AHORA, se observa con suma nitidez la catadura de este sujeto, el genuflexo Clavijo, a quien le traen al fresco todos los problemas de un país que atraviesa una situación social pavorosa, justamente cuando goza de las mejores condiciones de su historia.

En La casa de mi tía

 

 

6AA7E0E6 BC3C 473D B8AD CA8D011DC7DD

AFF Intersindical Calendario 2019

 

crisis el roto