Jorge DortaJorge Dorta

Las naciones que mas progresan en el mundo son las que puntúan alto en los indices de libertad humana y de libertad económica, es decir aquellas que tienen instituciones políticas y económicas inclusivas, como separación de poderes, respeto por los derechos individuales, respeto por la libertad de expresión, libertad de comercio, etc... 

 

Canarias durante los puertos francos, época de libertades comerciales

Por otro parte el filósofo y revolucionario francés Pierre Joseph Proudhon - uno de los padres del anarquismo junto a Bakunin - decía que la propiedad es robo. ... y no le faltaba parte de razón.

En un sistema inclusivo de mercado libre, uno solo puede enriquecerse satisfaciendo las necesidades de los demás de forma eficiente. No se puede oprimir al consumidor porque los intercambios solo son libres y voluntarios, y por tanto solo se producen cuando benefician a ambas partes. En un sistema de libre mercado uno solo puede enriquecerse satisfaciendo las necesidades de los demás mas barato de que lo harían otros, o inventando formas nuevas de satisfacer esas necesidades o generando nuevas posibilidades a través de la innovación, que beneficia tanto al que la inventa como al que la usa. Bajo un sistema libre de mercado nuestro querido Pierre Joseph Roudhon no tendría razón, al menos no en cuanto a la propiedad generada bajo ese sistema.

Pero cuando no hay libertad de comercio ni de oportunidades el tema es muy distinto. Por ejemplo, durante el Antiguo Régimen, uno podía explotar al consumidor y al contribuyente todo lo que quería y más. Les podía obligar a moler su grano en el molino del señor, o a hornear el pan en el horno del señor ... de esta forma los intercambios dejaban de ser voluntarios y se convertían en obligados.  Durante el Antiguo Régimen la nobleza y el clero gozaban de amplísimos privilegios otorgados por la corona que les permitían explotar a sus vasallos feudales hasta decir basta. 

Hoy en muchas partes del mundo no es muy distinto. En Canarias uno se enriquece robando mediante privilegios que te da el estado... una subvención por aquí, un beneficio fiscal por allá, una concesión administrativa por aquí, una obrita con sobre-presupuesto por allá ... obligándote a comprarle la electricidad a Unelco-Endesa y el agua a Emalsa, .... o robando la tierra y especulando con ella para construir rotondas, centros comerciales, hoteles ilegales. etc... es decir causando un prejuicio a los demás, una externalidad negativa. Aquí nuestro querido amigo anarquista francés Pierre Joseph Roudhon si que tendría razón ... la mayor parte de la riqueza que hay en Canarias por no decir toda, es ilegítima. 

Canarias era un mercado más o menos libre durante la época de los puertos francos. Estábamos en la globalización antes de que existiera la globalización. En esa época en Canarias había de todo y barato, incluso venían de España y de África a comprar aquí. Exportábamos tabaco Krüeger a Sudafrica. Era la época de los ingleses, del comercio, de las relaciones con los tres continentes.

Pero poco a poco nos fueron sacando de la globalización y nos fueron quitando las libertades comerciales, convirtiéndonos en un pequeño feudo en donde tenemos que moler el grano en el molino del señor, tenemos que hornear el pan en el molino del señor, tenemos que pagar impuestos a tutiplen mientras el señor no paga impuestos.

Si como decíamos al principio de este articulo, el progreso de un país depende de las libertades comerciales que goce,... a principios del siglo XX importábamos de España el 12% de nuestras importaciones totales, hoy tenemos que moler el grano en el molino del señor y le importamos prácticamente todo, mas del 90% de nuestras importaciones totales. Si antes vendíamos fruta por toda Europa ahora ya ni la cultivamos. Nos desglobalizaron, nos convirtieron en un mercado cautivo para enriquecimiento de la Corona y de los señores feudales. 

La época de los puertos francos fue una época de progreso, si bien con sus problemas también. El principal problema fue que aunque las instituciones económicas se hicieron más inclusivas, las instituciones políticas siguieron siendo igual de extractivas. El poder siguió concentrado en las mismas manos, con lo que poco a poco fueron inclinando la balanza para su lado, permitiendo iniciativas solo cuando les beneficiara a ellos, siempre que no alterara los equilibrios de poder. Aunque hubo cierta apertura económica no la hubo política.

El poder del aparato administrativo siguió en manos de los de siempre, especialmente de la oligarquía tinerfeña santacrucera de apellido ilustre y comportamiento no tan ilustre. Esos señores feudales se unieron con otros pequeños señores feudales de las islas menores y montaron su chiringuito.

Pero en un sistema feudal es el rey el que otorga el poder, y en este caso el rey está en Madrid. Pero el rey tenía a su gobernador en la provincia, concrétamente en Capitanía General de Santa Cruz. La alianza entre la oligarquía tinerfeña y Capitanía General es larga, viene desde finales del siglo XVIII y principios del XIX y ha tenido un solo objetivo, conseguir mediante la alianza con el Estado español la supremacía política y económica en el archipiélago para Santa Cruz. 

Esa oligarquía santacrucera, después de la Transición, se disfrazó de lagarterana nacionalista,.. pero consiguieron que se aprobara una ley electoral fraudulenta que los mantiene en el poder sin la molesta necesidad de ganar las elecciones. Nos metieron en Europa y eliminaron cualquier rastro de libertad comercial o de nuestros fueros históricos, o de los puertos francos.  Nos desglobalizaron y nos refeudalizarón y, con ellos, se aseguraron el puesto de medianeros de España en la explotación del trabajador, del consumidor y del contribuyente canario.

A medida que nos fueron sacando de la globalización, ellos fueron llenándose los bolsillos y obteniendo privilegios de la "Corona" como antiguamente hacían los señores feudales, una licencia de importación del REA por aquí, una licencia de supermercado para vendérsela a los franceses por allá, un parque eólico por aquí, una empresa pública por allá, una RIC por aquí, una empresa financiada con RIC para dar servicio a las administraciones públicas por privatización del servicio allá, etc... 

Para algunos eso de la globalización es malo, mejor echarnos fuera, y volvamos al sector primario, soberanía alimentaria y energética gritan.... imagino que quieren revivir la autarquía de la época de Franco, ... o el feudalismo pintado de rojo en vez de azul. Quizás olvidan que si una clase social ha sido oprimida y explotada a lo largo de la historia esa es la de los campesinos. El señor hace siglos que sabe donde el campesino puede esconder el grano..... Si en una tipo de sociedades la mujer ha sido discriminada y marginada totalmente han sido en las sociedades agrarias..... aunque el sector primario tiene un cierto aire bucólico de libertad cuasi anarquista, los que creen que en la vuelta al sector primario está la solución del futuro de Canarias deberían pensárselo dos veces..... 

Quien sepa algo de historia sabrá que lo que acabó con el feudalismo no fue el socialismo sino el capitalismo, y que quienes le cortaron la cabeza a los reyes no fueron los anarquistas sino los liberales...... pero como los liberales son los malos, .... tras 500 años seguimos gobernados por los mismos señores feudales..... y a seguir pensando que el ecosocialismo es la solución y a ver si pasan otros 500 años más.

 

 
 Europa