22448157 1962848007319001 4090012092445195076 n

Jorge Dorta 2Jorge Dorta

 

Evidentemente yo estoy a favor del referéndum de independencia de Cataluña, o de cualquier otra nación, por convicciones políticas, por principios democráticos y por defender el derecho de libre determinación de los pueblos. Creo que cada pueblo al igual que cada individuo debe ser libre para expresar su individualidad y desarrollar su potencial dentro de esa familia común que es la humanidad. Creo que cada pueblo debe ser libre para aportar algo a esa humanidad común y que no necesita intermediarios en Madrid ni en ningún otro sitio para hacerlo.

También apoyo el "procés" porque creo que la independencia de Cataluña tiene el potencial de abrir mentes y cambiar paradigmas. Además también es cuestión de ser prácticos, apoyo el "procés" porque, independientemente de mi simpatía o antipatía hacia los catalanes, el "enemigo de mi enemigo es mi amigo" como dicen los árabes.

Algunos dicen que es anticonstitucional, y no es solo que el derecho de autodeterminación este amparado por el derecho internacional - que en teoría es de mayor rango que las constituciones nacionales - es que actúan como si viviéramos en un país en el que la Constitución se cumpliese. Aquí la ley no es imparcial para todos, aquí depende de quien haga el delito se hace cumplir la ley o no. Anticonstitucional también fue la Amnistía Fiscal que dio el PP y aquí no ha pasado nada. Aquí se destroza a martillazos el disco duro de Bárcenas o se financian en dinero B y no pasa nada.
Otros dicen que se sienten catalanes y españoles, y están en su derecho de sentirse así, y están en su derecho a votar en el referendum de acuerdo a esa manera de pensar y de sentir. Nadie se la niega. Es lo mismo que si te sientes vascos y español, o canario y español, pero claro, eso siempre que el ser español no signifique, legitime y justifique, como en el caso de Canarias, una forma castrada y colonial de ser canario ... y ese es el problema con el ser español, porque el ser español generalmente es ser intransigente con los demás, intolerante y muchas otras cosas ancladas en una manera de pensar que conserva todavía mucho de medieval, .... como la noción de privilegio sin ir mas lejos.

La postura general de los canarios con respecto al "procés" la podríamos resumir en cuatro posturas, la primera está en contra porque defiende la sacrosanta unidad de la patria. Esta postura se defiende tanto desde una óptica de derechas (Ciudadanos y PP) como de izquierdas (PSOE, Podemos e IU). Incluso se defiende también desde una óptica de "nacionalisto". No olvidemos que tanto Coalición Canaria como Nueva Canarias, en la votación sobre el Referendum en el Congreso de los diputados, ni siquiera se abstuvieron diplomaticamente como los vascos, sino que votaron en contra haciendo "méritos" ante el amo para que les siga dejando de medianeros de la finca.

Luego está la segunda postura que es estar a favor del "procés" por coherencia y principios políticos pero sin necesidad de ser independentista. Una postura digna y coherente.

Finalmente dentro de los "independentistas" hay dos corrientes. Una que atacan el "procés" bien porque los catalanes y sus empresas son colonizadores en Canarias tan godos como los godos, o bien porque hay que defender lo nuestro primero y no las causas ajenas; "Cuando Cataluña sea independiente no me sorprendería que el capital catalán se alié con el castellano para entre los dos continuar explotando esta colonia canaria..." o "Hay canarios interesados más con el "procés", que con las empresas catalanas en Canarias"ejemplifica esta postura.

A estos hay que decirles que lo primero es ser práctico. El enemigo de mi enemigo es mi amigo, como dicen los árabes. De lo otro ya habrá tiempo después. Claro, eso siempre que realmente busques un resultado, es decir que tengas verdadera voluntad de cambiar las cosas y no de protestar como un mimoso y un niño chico que es incapaz de hacerse responsable de su propia vida.

Si lo que se busca es protestar y el chute emocional, .... o la excusa para no hacer, ... o la excusa para no cambiar porque nos da miedo al incertidumbre..... pues a seguir desarrollando actitudes contraproducentes que llevan a la autoderrota, que de eso sabemos un montón,... y a protestar contra las empresas catalanas en Canarias ahora en lugar de hacerlo después. Pero mi pregunta para ti es, ¿realmente controlas tus emociones o son tus emociones las que te controlan a ti?

Pero nadie está completamente equivocado, cada uno tiene una parte de razón y este grupo también. Apoyar a los catalanes, a los palestinos, a los saharauis es lo fácil.... lo difícil es enfrentarse al cacique de aquí, ponerse de acuerdo con el compañero y ser capaz de llegar a compromisos y acuerdos, organizarse políticamente, reclamar cambios aquí y ser solidario con el vecino que lo está pasando mal, con el pueblo de al lado o con la isla de enfrente ... Apoyar a los catalanes y no hacer nada por tu propia identidad es buscar excusas y liberar ansiedad en lugar de buscar objetivos.
La segunda postura dentro del independentismo es la que apoya "el procés" porque creen que eso favorecerá el desmembramiento de España y ahí ven una oportunidad para la independencia de Canarias. Simplemente quieren recoger frutos de árboles que nunca plantaron....

Es cierto que el "procés" puede abrir mentes y cambiar paradigmas e incluso estructuras, pero si Cataluña y su "procés" está donde está es porque han hecho los deberes, y si el "proceso canario" está donde está es porque nosotros no hemos hecho los deberes. ¿De que vale ir una vez al año a pasear la bandera de las siete estrellas si el resto del año no hacemos nada?

Aquí gusta lo fácil y lo hecho, quieren ganar la independencia de carambola, por factores externos solamente,.. y así no funciona, así no se gana la libertad. La verdadera libertad es un proceso y no un decreto.

Cataluña ha demostrado que lo importante no es solamente la cultura, también es el frente político y ese frente político tiene dos patas, la sociedad civil que es fundamental (en el caso de Catalunya representada por la Asamblea Nacional Catalana),... y la política institucional en este caso estructurado de forma "interclasista" entre la antigua Convergencia (hoy PDeCat) y la izquierda de ERC y la CUP.

Más de uno querrá seguir sin verlo, a otros les saldrán sarpullidos pero la independencia de un pueblo es el final de un largo camino, y hay que hacer los deberes.

El problema es que en Canarias muchos quieren recoger un futuro que nunca sembraron.