Rese 1

15.5

 

 

 

p488978afotJunto a la imagen de los representantes de Intersindical anunciando huelga, trabajadoras del Hospital Molina Orosa de Lanzarote exigen estabilidad laboral .Los trabajadores responden con paros y protestas

La sanidad pública canaria se encuentra al rojo vivo. Tras el presidente Clavijo denigrar a los trabajadores del Hospital Insular de Gran Canaria a los que responsabilizó de la masificación existente en los servicios d Urgencias, ahora el Gobierno de Coalición Canaria, pretende ahora desmantelar las listas de contratación del Hospital Universitario de Canaria y hacer también lo propio con el Hospital Doctor Molina de Lanzarote.  La sanidad pública canaria está al 

La Asamblea de trabajadores del Hospital Universitario de Canarias (HUC) mandató a INTERSINDICAL CANARIA  para convocar una huelga los días 5, 12, 19 y 26 de junio, con el objetivo de levantar la voz ante el desmantelamiento de los listados de contratación que se están llevando a cabo en el HUC, centro de referencia para el norte de Tenerife y La Palma, así como en el Hospital de Lanzarote. Durante esos días, el personal llevará a cabo paros de dos horas (de 10.00 a 12.00 horas), una movilización que se irá incrementando como medida de presión hasta alcanzar un acuerdo con la Administración.

Leer más...

Pedro Gonzalez de MolinaPEDRO GONZÁLEZ DE MOLINA

 

El 28 de abril los progresistas y gentes de izquierdas de este país nos alegramos por la victoria de la izquierda, que cerraba paso a un “pacto a la andaluza” de las tres derechas. España había dado la lección de que no pretendía dar pasos atrás, ni quería una España excluyente que enfrentase a una parte de los ciudadanos/as con otros/as.

Hay que destacar en Canarias varios datos: El PP, siguiendo su estela en el resto del Estado, se desploma perdiendo la mitad de los votos y 3 escaños, el giro a las posiciones de extrema derecha, más la corrupción, benefició electoralmente a VOX y a Ciudadanos.

CC casi dobla sus resultados a costa del PP, dicho de otra manera, CC se ha convertido en el refugio de la derecha en la provincia de Tenerife. El PSOE capitaliza la pérdida de votos de Nueva Canarias, que se queda fuera del parlamento, y de Podemos, obteniendo 70.000 sufragios y 2 diputados más. Unidas Podemos se deja por el camino 31.000 votos pero mantiene los 3 escaños. Ciudadanos obtiene cerca de 40.000 sufragios más y mantiene su representación, mientras que VOX obtiene 69.398 votos quedándose fuera del reparto. Por consiguiente, la izquierda gana en votos y en escaños.

Canarias subió en participación frente a 2016 (64,37 %), a un 68,14 % en 2019, quedándose por debajo de la media nacional que fue del 75,75%, como suele ser habitual. Estas cifras de participación son fruto de que estas elecciones han sido percibidas por la mayor parte de los ciudadanos/as como unas elecciones clave que marcarán el rumbo de este país para los próximos años, en un momento crítico en nuestro país.

Por otro lado, el CIS realizó una encuesta para las comunidades autónomas antes del 28A, que no mide, por tanto, el efecto de las elecciones, y que hay que mirar con las reservas correspondientes. En esa encuesta, el CIS auguraba una victoria por la mínima de la izquierda, con lo que podría desalojar, por primera vez en desde 1995, a CC del poder.

Sin embargo, existen riesgos evidentes de que este resultado dado por las urnas y por el CIS se pueda no repetir en mayo. Existe una posibilidad de que una parte del electorado progresista y de izquierdas, tras alejar el “fantasma” del trifachito del poder, se desmovilice al considerar las elecciones locales, autonómicas, cabildicias y europeas, como unas elecciones menores. Esto podría facilitar que por unos miles de votos, en unas elecciones muy disputadas, la derecha se haga con el poder con un “pacto a 4”, que podría incluir a VOX si alcanza el 4% autonómico. Este riesgo es real, lo que nos llama a todos aquellos que estamos cansados de un gobierno corrupto e incapaz de solventar los graves problemas de nuestra tierra, a ir a votar el 26M.

Si CC mantiene el poder habrá continuismo en las políticas que han llevado al desastre a nuestra Comunidad. El presidente Clavijo,y CC han convertido la corrupción en una forma de gobierno y de comprar lealtades. Sólo hay que recordar que Clavijo está imputado en el “caso Grúas”. Viendo el resultado de la política de CC, los peores servicios sociales y Estado del Bienestar de España, somos la única comunidad que no hemos recuperado los niveles de renta anteriores a la crisis. El gobierno ha tenido superávit con un porcentaje de paro del 21,03%, según la EPA, con unas tasas de riesgo de pobreza y exclusión social del 40,2% (el más alto de España, en 2018), con numerosos vertidos ilegales y daños al medioambiente, con unos datos de desigualdad terroríficos, enormes colas de espera en la Sanidad, etc. Parece claro que CC no ha gobernado para la inmensa mayoría de la ciudadanía de Canarias, ni puede responder con éxito a los desafíos del siglo XXI; robotización del trabajo, exclusión social, desigualdad, pobreza, cambio climático, etc.

Pero ¿para quién ha gobernado entonces? CC ha estado más preocupado de intentar comprar un edificio al empresario imputado Antonio Plasencia para pagar favores, que de otra cosa. Tiene a numerosos cargos imputados por todas las islas. Se sabe que la empresa OHL sobornó a cargos de CC para recibir contratas de obras públicas. El Gobierno de Canarias solo se ha interesado en sus acuerdos con el PP, como recibir fondos para el convenio de carreteras con los que poder beneficiar a sus amigos constructores así como intentar realizar una macroconstrucción en Agaete de un muelle inútil para beneficiar a sus amigos de las navieras. Ha promovido una liga de videojuegos a costa de la Educación Pública, que presenta niveles de fracaso escolar y de segregación alarmantes, para beneficiar a Movistar, los clubes deportivos Tenerife y Las Palmas y a EA Sport. Sigue el desembarco de las universidades privadas en Canarias apoyadas por CC, mientras nuestras universidades públicas languidecen en los últimos puestos de los ránkings en España por falta de personal y financiación adecuada. Podríamos seguir con cientos de casos que nos llevarían al mismo punto: los gobiernos de CC benefician a una minoría de ricos y de grandes empresas en nuestra tierra y se hace a costa de los intereses de la mayoría.

CC defiende a la Canarias oficial, a la de los barones de la prensa, a la de las grandes compañías que viven del erario público y de los beneficios de unos instrumentos de elusión fiscal escasamente controlados (RIC, zona ZEC, el REF, etc.) mientras una parte importante de la ciudadanía tiene unos salarios escasos y unos trabajos precarios. A los ricos a los que les quita impuestos como el de sucesiones, a las grandes hoteleras a las que les defiende de los pequeños explotadores, etcétera. Cuando CC habla de los intereses de “Canarias” habla de esta Canarias oficial, habla de los intereses de clase, no de los intereses de la mayoría social.

Este 26 de mayo tenemos una oportunidad histórica de echar a CC del poder. Para ello debemos ir a votar. Existe la posibilidad de que un bloque progresista, formado por el PSOE, NC y Podemos, alcance el gobierno y ponga fin a este gobierno clasista y cruel, socialmente hablando. Si los votantes progresistas y de izquierdas se movilizan se podrá construir un gobierno de la decencia, de progreso, que haga frente a los grandes desafíos del siglo XXI.Un gobierno que construya una Canarias más ecológica, más justa, con mejores servicios sociales y Estado del Bienestar, que ponga fin a las prácticas corruptas y caciquiles de CC y sucursales. Y que gobierne para una mayoría social, para esa Canarias real, la que se levanta temprano a trabajar, la que quiere una seguridad en el futuro y que las generaciones futuras vivan en la libertad que da el no tener necesidad.

Para ello este 26 de mayo hay que llenar las urnas de votos, de votos por el futuro, de votos por el clima, de votos por el feminismo y por la igualdad, de votos por los servicios sociales que garantizan que nadie se queda atrás y que todo el mundo estará protegido ante la adversidad, de votos por la justicia social y fiscal, de votos por una vida en libertad, en la libertad de no tener que coger un trabajo basura por que no te desahucien o que tu familia pase necesidades.

También pido el voto para mi formación, Sí Podemos Canarias, porque creo que hace falta un partido fuerte a la izquierda del PSOE que sea la garantía de que las medidas del futuro gobierno se hacen para la mayoría social, que sea el garante de que el PSOE no tenga la tentación de pactar con CC otro gobierno. Pido el voto para que el futuro gobierno no tenga deudas con el gran empresariado que más de una vez ha influido con éxito en NC o en el PSOE. Pido el voto para que las medidas de ese futuro gobierno sean más ambiciosas, más justas, más a la izquierda. Por todo eso votar a Sí Podemos Can Canarias es un voto útil.

Este 26 de mayo, votemos a favor de un gobierno útil para la mayoría de la ciudadanía de Canarias. Este 26 de mayo votemos por el futuro, por cambiar de camino y no seguir andando hacia el precipicio al que nos lleva CC. Este 26 de mayo llevemos la dignidad y la honradez al gobierno de nuestra autonomía. Sí se puede.

Pedro González de Molina Soler

Secretario de Educación y Formación de Podemos Canarias.

 

cropped logoepc12225sangresolo25Elpaíscanario.com

Periodistas que se llaman progres, locutores que se visten de libres y objetivos, funcionarios públicos que podrían incluso acogerse al código deontológico de su profesión para hacer pura y simple información, activan un sucedáneo de ese franquismo sociológico y desprecian cualquier actuación que pueda poner a los independentistas como sujeto político a la vista de todos.

El franquismo político no sólo no murió al fallecer el dictador, sino que siguió y sigue muy vivo. Se camufló en las tripas del PP durante décadas y Vox ha sido su última excrecencia. Pero, ¿y el franquismo sociológico? ¿Anidó en los mismos sectores o se propagó incluso a otros? También para visualizar mejor su supervivencia hay que observar el comportamiento político más allá del ámbito de lo meramente partidario.Descender al tuétano de la personalidad básica del español medio y rascar un poco para comprobar que muy poco ha cambiado y que el argumentario más básico y cavernario del ultranacionalismo español sigue indemne en su subconsciente. Especial mención merece su escenario mediático, contaminado por dinero cierto, por las prácticas sicarias también, pero que para con el anticolonialismo canario se muestra clarísimamente residuo de ese franquismo de cerrojo y candado que lo retrata y convierte en una caricatura de lo que en otras latitudes se podría llamar información. 

Al independentismo canario ni agua, ni oxígeno, ni una línea de información. Al Independentismo si hubiera que mentarlo: mientase, distorsión y

desinformación. Esa es la consigna en las redacciones locales, la directiva marca de la casa cuando llegan el comunicado o nota de prensa con la opinión del independentismo sobre cualquier cosa.Periodistas que se llaman progres, locutores que se visten de libres y objetivos, funcionarios públicos que podrían incluso acogerse al código deontológico de su profesión para hacer pura y simple información, activan un sucedáneo de ese franquismo sociológico y desprecian cualquier actuación que pueda poner a los independentistas como sujeto político a la vista de todos.

Resulta clarificador que lo que en el fondo se esconda tras estas actitudes, no sea precisamente una consideración objetiva de “no interés” para sus audiciencias. Muchísimo menos interés suscitan cientos de sus columnas, editoriales, artículos de opinión, reportajes o boutades al uso extraídas de las redes sociales y aprovechadas para relleno. La “cosa” aquí tiene más carga de profundidad. ¿Es lógico que periódicos digitales españoles de ideología muy ultra se hagan eco de actuaciones u puntos de vista del independentismo canario muy meritorias, aunque sea para criticarlas, pero la prensa en Canarias no? ¿Es lógico que medios que podrían dar más proyección así de pluralidad en Canarias, conviertan al sentimiento Independentista de un cierto sector de la población en “nadies” y al mismo tiempo coloquen en portada a cosas de todo género que no lo son? La respuesta es no, al menos desde el sentido común, desde una visión que si fuera democrática, progresista o hasta simplemente de profesional amante de la información sin más.

El cerrojo, el candado de mil llaves, oscuridad absoluta, convertir en “nadies” a los que se teme, desprecia y sólo son expresión de sus más básicas fobias, hermanas todas de ese nacionalismo español que no sólo es de Vox, del PP, sino extensivo a esa “izquierdona siniestra” que, en España y su colonia, actúa como tapón para la libertad de expresión, opinión e información a todo lo que tenga que ver con el Independentismo canario. Se lo hacen a Hijos de Canarias, al CDTN, a Ahora Canarias. Y lo hacen con prepotencia, soberbia, descaro, pero también con un infinito desprecio hacia su dignidad personal y sus propias profesiones porque no es objeción de conciencia lo suyo, sino ausencia de ella.

Llegará el día, llegará, en el que todos ellos, sin excepción, probarán su propia medicina. Mientras llega no duden que nosotros seguiremos siendo esa gota de agua que les parece frágil y minúscula, pero que con constancia mantenida en su caída, es capaz de erosionar la más dura de las rocas.

Editorial de elpaíscanario.com

 

Romas RodriguezRomán Rodríguez

Las campañas electorales sirven para analizar el estado en el que se encuentran las sociedades, sus pequeños y grandes problemas, la situación laboral y social, el mejor o peor funcionamiento de sus servicios públicos. Asuntos todos ellos en los que Canarias, con elevado desempleo y pobreza, con déficits educativos, sanitarios y en la aplicación de la ley de la dependencia; suspende de forma clara. Pero este proceso que nos lleva a las elecciones del próximo 26 de mayo debe servir, sobre todo, para perfilar la Canarias de futuro que queremos hacer posible. Las circunstancias actuales pueden y deben ser modificadas.

Un futuro con más y mejor empleo. Mediante el impulso de una concertación social destinada a mejorar las condiciones laborales y salariales de los trabajadores y trabajadoras de las Islas. En la que aprovechemos todas las posibilidades que ofrecen las modificaciones del Régimen Económico y Fiscal (REF) para crear empleo y dinamizar la actividad económica.

A través del incremento de efectivos en los servicios públicos para cubrir las reducciones de personal realizadas durante la crisis y ampliar las plantillas para una mejor prestación a la ciudadanía. En la que defendamos la generalización del derecho al desempleo de las y los autónomos y desarrollemos planes específicos para jóvenes, mujeres, desempleados de larga duración, mayores de 45 años y personas con discapacidad.

Combatiendo eficazmente la pobreza con la implantación de una renta básica de ciudadanía (incluida en nuestro nuevo Estatuto de Autonomía) que complemente las bajas prestaciones, insuficientes pensiones y reducidos salarios, de forma que nadie en las Islas ingrese menos de 600 euros al mes. Una cantidad que se incrementaría en función del número de integrantes de la unidad de convivencia.

Una Canarias que apueste decididamente por la igualdad entre hombres y mujeres. Con la creación de una viceconsejería de Igualdad de Género, dependiente de Presidencia del Gobierno, que les dé autoridad y transversalidad a estas políticas y la consolidando el Instituto Canario de Igualdad. Un organismo que necesita ampliar su presupuesto, su ámbito de competencias y la dotación de recursos humanos para que pueda desarrollar una labor más intensa en materia de igualdad por razón del sexo, orientación sexual e identidad de género, y frente a la violencia machista.

EDUCACIÓN Y SANIDAD

Un futuro en el que la educación será una prioridad social y política. Con el incremento de la oferta en infantil de cero a tres años, la mejora de la Formación Profesional y su vinculación con nuestros sectores productivos, programas más ambiciosos en aprendizaje de idiomas y una adecuada respuesta a la atención a la diversidad en las aulas.

Cumpliendo con la Ley Canaria de Educación de 2014 en todos sus aspectos, también en lo relativo al incremento del presupuesto educativo hasta alcanzar el 5% del PIB en 2022; asunto que debe figurar, junto a su programada previsión de incrementos anuales, en el acuerdo de gobernabilidad para la legislatura.

Reduciendo un 50% los actuales tiempos de espera para pruebas diagnósticas o quirúrgicas en la sanidad canaria, situándonos al menos en la media española. Apostando por la sanidad pública y aumentando un punto el PIB sanitario (actualmente en el 6,5%), con un incremento presupuestario de 450 millones de euros a lo largo de la legislatura. Poniendo en marcha el III Plan de Salud de Canarias e incrementando las plantillas profesionales, hoy claramente insuficientes, y recuperando los derechos laborales de sus trabajadores y trabajadoras.

Dando un giro a la actual aplicación de la ley de la dependencia. Vamos a dejar de ser la cola del Estado en la aplicación de esta norma. Eliminando las listas de espera conocidas como “limbo de la dependencia”, para que toda persona con su derecho reconocido acceda a la misma de manera inmediata. Reduciendo el tiempo de espera entre la presentación de la solicitud y el acceso a la prestación, hasta situarla en tres meses al final de la legislatura.

Impulsando desde el Gobierno, al menos, 10.000 viviendas públicas en régimen de alquiler para comenzar a superar la vulneración de este derecho constitucional y estatutario.

Luchando contra el cambio climático y desarrollando nuestras potencialidades en las energías renovables. Un Gobierno canario que no sea rehén del gas y lidere la transición energética y la expansión de las energías renovables, especialmente la eólica y la fotovoltaica, e impulse la investigación en energías marinas y la geotermia. Fomentando y subvencionando la implantación de las energías renovables en hogares, industrias e instalaciones hoteleras, defendiendo el autoconsumo como fórmula ideal para democratizar la energía.

Exigiendo el cumplimiento del Estatuto por el Ejecutivo del Estado, gobierne quien gobierne. También, cumpliendo y desarrollando el Estatuto en Canarias, por ejemplo, con la puesta en marcha de la renta de ciudadanía y con la reforma electoral que hay que realizar antes de tres años, según señala el texto estatutario. Haciendo lo propio con el REF, exigiendo su cumplimiento por el Estado en sus diversos términos: planes de empleo, lucha contra la pobreza, infraestructuras turísticas y educativas, carreteras, Infraestructuras hidráulicas, ayudas al agua de riego agrícola, Posei o políticas de movilidad.

UNA SOCIEDAD MEJOR

Estoy convencido de que Canarias comenzará a tener mejor presente y futuro después del próximo 26 de mayo. Desde el nuevo Gobierno vamos a romper con las negativas dinámicas de estos años. Uniendo a Canarias y defendiendo los intereses de la mayoría social. Exigiendo nuestros derechos en Madrid y en en Europa. Gobernando bien en Canarias.

Los hombres y mujeres de esta tierra, de sus ocho territorios, vamos a superar esta realidad de elevado desempleo, bajos salarios, pobreza, desigualdad y problemas en los servicios públicos. Una realidad que ni nos gusta ni nos merecemos. No podemos permitirnos seguir como estamos. Somos un pueblo con enormes fortalezas, con gente capacitada y con ganas de construir una sociedad mejor, con mayor equidad, con mayor respeto al territorio y al medio ambiente.

Lo vamos a hacer posible desde el nuevo Gobierno. Con más formación para nuestra gente joven. Con más empleo y oportunidades para todos y todas. Con una educación y una sanidad de calidad. Con la adecuada atención a nuestros mayores. Con una sociedad inclusiva y justa. Por nuestra tierra, por nuestra gente. Por los canarios y canarias de hoy y de mañana. Canarias decide. Tú decides. Una Nueva Canarias (NC) con fuerte presencia parlamentaria es la garantía de que no se repitan los pactos del pasado y se aborden esos imprescindibles cambios.

Pedro Gonzalez 1Pedro González Cánovas

Una nueva opción netamente canaria aparece en el espectro político del Archipiélago. Ahora Canarias nace por la necesidad que han creado antiguas opciones canaristas que agotan la ilusión de su electorado a base de corrupción continuada y pésimas gestiones que consiguen perder cientos de miles o hasta millones de euros públicos en cada legislatura.

Ahora Canarias se presenta al Parlamento Europeo de mano de Ahora Repúblicas. Esta coalición, formada por poderosos partidos de otras nacionalidades del estado español, como pueden ser Ezquerra Republicana de Catalunya (ERC), EHBildu, Bloque Nacionalista Galego (BNG), Andecha Astur y Puyalón de Cuchas, valen de soporte para formar un bloque antimonárquico que pretende una democracia pura y libre de condicionamientos impuestos por una realeza sostenida en el régimen que se impuso en España en 1978.

Voces autorizadas de ERC ya avisaron de que pretendemos aprobar una ley orgánica para fiscalizar las actividades de la monarquía y asegurar el cumplimiento de sus obligaciones fiscales. Algo que puede parecer muy lógico, ético y moral; pero que, en España, se convierte en un discurso revolucionario que parece atentar contra alguien que no es de este mundo y se impuso en el cargo por mandato divino, y no por deseo del dictador, como es la realidad.

Los mismos portavoces afirman que en España debería hacerse un referéndum para cuestionar la monarquía; y esto es más de lo que se atreven a verbalizar otros que se autodenominan “republicanos”. Pero, sin duda, según algunos estudios demoscópicos, es algo necesario en el estado español de hoy. Lo que pasa es que en la política española aun apenas admite que corre el siglo XXI. Sus opciones más progresistas temen espantar un electorado que va por delante de sus débiles propuestas ideológicas. Por lo que algunas gentes, desconcertadas y aculturadas, se aferran al nacional catolicismo que propone una ultraderecha envalentonada y tan casposa como la que sembró cunetas de cadáveres y encerró a sus concuidadanos en campos de concentración o los explotó con trabajos forzados sembrando terror social con mañas que apenas se estudian en la enseñanza obligatoria de hoy.

Por todo ello, con la esperanza de propiciar verdaderos cambios y plantear una opción progresista y una sociedad mejor, quienes trabajamos en Ahora Canarias mostramos orgullo y dignidad aunque nos enfrentemos a esos monstruos políticos que respaldan grandes capitales o usen las tácticas más carroñeras para secuestrar el voto de los electores más vulnerable.

Ahora Canarias, y Ahora Repúblicas, nacen para ser la voz de la población que tiene los pies en la tierra; para acabar con la desigualdad entre personas, anulando rangos establecidos en la edad media; y desenmascarar a quienes niegan el derecho a decidir de las personas y democratizar de verdad nuestro día a día.

Pedro González Cánovas

 

2018010506001762649Asociación para la Defensa de las Pensiones

A los pensionistas nos sobran motivos para estar orgullosos de lo que hemos logrado hasta el momento. El año pasado el Gobierno del PP estaba dispuesto, con la complicidad de partidos como Ciudadanos y Coalición Canaria, que siempre han votado a favor de los recortes sociales, a continuar machacándonos con el 0,25% de subida. Pero nuestras masivas protestas en todo el Estado también en Canarias— les obligó a incrementar las pensiones según el IPC real en 2018 y 2019 y a subir por encima del IPC las pensiones mínimas y algunas de viudedad. Torcimos el brazo a un Gobierno que venía repitiendo machaconamente que no había dinero y que había que recortar las pensiones para hacer sostenible el sistema. Demostramos así que el problema de las pensiones no es técnico, como querían hacer ver, sino político.

VICTORIA PARCIAL .- Lo dijimos entonces y seguimos diciéndolo ahora: el retroceso del PP fue una victoria parcial, que se consolidó como tal con la moción de censura y el ascenso del PSOE al Gobierno. Ahora, después del resultado electoral del 28 de abril, estamos en mejor situación que antes, aunque la amenaza sigue sobrevolando sobre nuestras cabezas.

En las pasadas elecciones nos esforzamos en todo el Estado por hacer llegar a los partidos en liza nuestras reivindicaciones. Ahora estamos haciendo lo mismo en cada una de las 17 autonomías. Con igual intención, la defensa y mejora del sistema público de pensiones y su sostenibilidad actual y futura, dirigimos nuestras demandas a los ámbitos europeo, autonómico, insular y municipal.

MENTIRAS Y DESVERGÜENZA.- Sabíamos que la primera víctima en unas elecciones es la verdad, y sabíamos también que no hay animal más mentiroso y enredador que el animal político de Coalición Canaria. Pero en esta ocasión la mentira se une a la desvergüenza despiadada de un presidente, Fernando Clavijo, que no ha dudado en crear expectativas falsas a casi 300 mil pensionistas de los sectores más desfavorecidos. El día 3 de este mes, tras reunir solemnemente a su Consejo Asesor y con un gran despliegue propagandístico, Clavijo anunció que iba a dedicar más de 174 millones de euros del superávit de la Comunidad Autónoma a políticas sociales, entre ellos 14 millones para eliminar el copago de medicamentos a los pensionistas que cobran menos de 18.000 euros al año.

Pasados unos días de la noticia, que publicaron en primera página los periódicos afines a CC, supimos que todo era humo, cínica propaganda electoral. Es del todo inaceptable que este desemejante sujeto haya hecho tal anuncio a sabiendas de que el superávit, según la ley, solo se puede emplear para amortizar deuda o para inversiones financieramente sostenibles. Si tanto le interesa solucionar el copago sanitario, ¿por qué su diputada en el Congreso, Ana Oramas (la gran valedora de las abuelas canarias), votó hace unos meses en contra de los Presupuestos Generales del Estado, que contenían la eliminación de dicho copago? Y para más inri, ¿por qué el representante de CC en el Senado votó también en contra del aumento del techo de gasto en 6 mil millones de euros, una medida que iba a permitir a las Islas contar con unos 90 millones adicionales, para paliar las necesidades de mucha gente?

LLOVIENDO SOBRE MOJADO.- Llueve sobre mojado. Desde hace meses la Asociación para la Defensa de las Pensiones Públicas de Canarias está presentando por el registro del Parlamento firmas (ya vamos por más de 2.000), solicitando al Gobierno Autónomo que complemente las pensiones no contributivas, mínimas y de viudedad hasta el salario mínimo interprofesional. Clavijo, hoy tan preocupado por nuestros problemas, no se ha dado por aludido.

Más todavía. En marzo del año pasado el alcalde de La Laguna, José Alberto Díaz, también de CC, anunció que en el presupuesto municipal se libraría un partida de un millón de euros con destino a más de 4.500 personas del municipio que perciben una pensión no contributiva. Un año después no se sabe dónde está ese dinero ni qué destino se le ha dado.

REFORMA FISCAL JUSTA Y PROGRESIVA.- Dejémonos de miserias. Nuestro objetivo principal no es criticar las vilezas de estos politicastros, sino lograr el sostenimiento del sistema público de pensiones, ahora y en el futuro. Y para eso consideramos ineludible una reforma fiscal justa y progresiva, para que tributen más quienes más dinero tienen —es decir, las rentas del capital- y que, paradójicamente, en Canarias y en el Estado, son los que menos contribuyen a las arcas públicas.

Concretamente aquí, en el paraíso fiscal en que han convertido el Archipiélago, los mecanismos legales de evasión —la RIC, el REA y la ZEC— contenidos en el Régimen Económico y Fiscal con el pretexto de la creación de empleo y la modernización tecnológica, producen una ingente pérdida de ingresos al tesoro público canario (el 90% del impuesto de sociedades, en el caso de la RIC). Las ventajas fiscales hicieron que el año pasado las empresas inversoras se ahorraran 500 millones de euros, sin que eso repercutiera sensiblemente en la disminución del paro, que sigue siendo el más alto del Estado, por encima del 20% de la población activa y más de 200 mil personas sin trabajo. Ya dijo Clavijo que él gobernaba para los empresarios y ofrecía como incentivo para captar capitales foráneos los bajos salarios de las y los trabajadores canarios, que se ven reflejados no solo en las pensiones de miseria, sino también en la brecha salarial entre hombres y mujeres.

NO QUEREMOS CARIDAD - Los pensionistas y trabajadores canarios no necesitamos caridad, sino gobiernos que de verdad defiendan los intereses de la mayoría social. Y esto no se consigue ni cambiando votos por medicamentos ni bajando impuestos, que es lo que ofrece nuestro paraíso fiscal y constituye la promesa estrella de personajes como el alcalde de Santa Cruz de Tenerife, y aspirante a seguir siéndolo, José Manuel Bermúdez, que sigue la estela de los partidos de ultraderecha favorables al recorte de derechos sociales, como Vox, PP y Ciudadanos. Dios los cría y ellos se juntan.

Asociación para la Defensa de las Pensiones Públicas de Canarias

 

thumbnail

 

 

Sin titulo

 

 

el roto y memoria historica