115.Leocricia Pestana

Excepcional mujer, intelectual, librepensadora poeta y vinculada con la masonería. Todas estas circunstancias chocaron con los círculos burgueses de la capital palmera, precisamente por proceder de esa misma clase social, le llevó al aislamiento y a la incomprensión. Con un temperamento tímido, tras una inicial y relativa actividad social participando en algunos recitales y encuentros a los que era invitada, progresivamente se distanció aislándose en la casona de las afueras de la ciudad del entorno de la Quinta Verde donde aún era visitada por intelectuales y gente de la cultura de la época que buscaban su presencia. Tras su muerte, su cuerpo fue velado de los locales de la Juventud Republicana, pero sus restos, en un acto infame, fueron depositados en el cementerio civil desconociéndose su paradero. Tampoco fueron respetadas su últimas voluntades de donación de su biblioteca a una sociedad altruista, ser enterrada junto a su esposo y que el dinero de sus muebles fueran destinados a los pobres

114. Los militares y Fuerteventura 003

Tras numerosos incidentes, altercados, secuestros, e incluso, asesinatos, el Cabildo de Fuerteventura aprueba una moción en la que solicita a las Cortes Generales que ponga fin a la estancia de la legión en la isla. El contenido de la moción fue enviada también al Gobierno canario, al Parlamento autónomo, a las corporaciones públicas, a las diferentes comunidades autónomas y al Defensor del Pueblo. El texto aprobado afirma que el pueblo de Fuerteventura se siente sojuzgado bajo la bota militar, y que la mayoría de los habitantes de la isla se muestran contrarios a la permanencia de la Legión, no sólo en la isla sino también fuera de ella.

113 UPC logra la alcaldia de La Palmas

Celebradas el 3 de abril las primeras elecciones municipales democráticas, la organización política nacionalista, Unión del Pueblo Canario (UPC), consigue en Canarias 80 mil votos, logrando un total de 32 concejales. Este resultado le daría la alcaldía de Las Palmas a Antonio Bermejo tras un pacto político con el PSOE y Asamblea de Vecinos. Poco tiempo después el PSOE traicionó el pacto para quedarse con la alcaldía tras un acuerdo con la UCD de Adolfo Suárez.

118. Manuel Diaz Hernandez 5.4.1865 1

El escritor, poeta y político, Félix Casanova de Ayala, ocupa un lugar destacado en la relación de intelectuales canarios con un alto valor creativo y con una gran proyección social reivindicativa, siendo precisamente estas cualidades las que le han distanciado del reconocimiento oficial que su obra merece. Nacido en La Gomera en 1915, tras ingresar en el ejército republicano español, es hecho prisionero en 1938, sufriendo un penoso éxodo por varias cárceles franquistas. Ya titulado como médico odontólogo, comienza una intensa actividad literaria en 1945 que ya no interrumpiría hasta su muerte. Fue creador y asesor del Centro de la Cultura Popular Canaria. En 1978 preside la Comisión Ciudadana Pro-neutralidad de Canarias incorporándose al año siguiente en Unión del Pueblo Canario (UPC), participando como candidato a senador en la campaña electoral de esa coalición nacionalista. “Cuello de botella”, “Resumen de una experiencia poética”, “Cancionero del mitin” (1977), “El collar de caracoles” (1981), o La destiladera” (1984) en la que el poeta intenta reflejar la identidad canaria, son algunas de su creaciones.

arrecife

Aunque el número de varones mayores de 25 años ascendían en la isla de Lanzarote a más de tres mil, en el mes de abril de 1860 solo podían votar cerca del 5% de los mismos al estar establecido que sólo tenían el derecho a sufragio aquellas personas que superaban una cierta cantidad en el pago de tributos al Gobierno.

acusadosLa Federación Obrera de Hermigüa (La Gomera) declara una huelga general contra los abusos de los caciques al prohibir a los trabajadores afiliados a sindicatos ser contratados en las obras de la carretera que entonces se construía desde San Sebastián a Valle Hermoso. Aquél día, a la altura de "El Palmerazo" y tras la Guardia Civil realizar algunos disparos sobre los huelguistas y sus compañeras, se produjeron forcejeos y peleas con los agresores con el resultado de dos guardias que cayeron al barranco y otro más herido. Entre los huelguistas se produce un muerto por disparo y numerosos detenidos (entre ellos 5 mujeres) que son sentenciados a condenas perpetuas y temporales para luego ser amnistiados por el gobierno republicano. Tras el golpe de Estado del 18 de julio, la totalidad de inculpados son nuevamente perseguidos y detenidos, para luego ser asesinados. Una parte de los cadáveres desaparecieron y otros fueron lanzados al fondo del mar atados a pesadas piedras. -Una parte de los acusados y su abogado Carlos Schwartz en el cuartel de San Carlos de Tenerife-.