25 mayoMediante real cédula del 25 de mayo de 1684 del rey Carlos II de España, se establece “el derecho de familias” mediante el cual se imponía a los canarios la expatriación forzosa para poblar los territorios deshabitados de América a cambio de la continuidad del régimen de comercio del Archipiélago con América. Cinco familias canarias tenían que acompañar cada cien toneladas de mercancía que transportasen los barcos. Esta ley, por su crueldad fue denominada “Tributo de sangre”. En 1684 emigraron las primeras familias canarias, manteniéndose esta expatriación durante más de un siglo.

MIGRACIÓN

 

20181015 180246