116. Huelga de 1Los precios abusivos del alquiler, el elevado número de viviendas deshabitadas, el alto índice de chabolismo y, finalmente, las sentencias de desahucios, lleva al Sindicato de Inquilinos de la Federación Obrera a una convocatoria de huelga con la negativa a pagar los alquileres de las viviendas. El paro comienza en Santa Cruz de Tenerife la jornada del 4 de abril de 1933. Los huelguistas asaltan los domicilios de los administradores de las propiedades y son apedreados los juzgados, al tanto que proliferan las manifestaciones callejeras. Nuevamente la Guardia civil y el ejército toma la ciudad, no remitiendo los conflictos hasta tres días después de comenzada la huelga.-Aspecto de una de las calle tras las revueltas-.

                          MIGRACIÓN

20181015 180246