Más que palabras

remedios sosa

Las silenciadas víctimas de SPANAIR en el Parlamento

Sin titulo

LOS PENSIONISTAS VUELVEN A LA CALLE EN SEPTIEMBRE. Tras su encuentro con la ministra de Trabajo, Magdalena Valeria, los pensionistas no ven motivos para paralizar sus movilizaciones y retomarán sus protestas en el mes de Septiembre. Por lo pronto ya preparan movilizaciones en Madrid tras recibir del gobierno sólo “buenas palabras” sin aportar medidas ni compromisos  precisos.  

LAS CAMARERAS DE PISO DEL HOTEL BE LIVE EN HUELGA. Las trabajadoras lanzaroteñas iniciaron paros parciales para reclamar un descenso en las actuales cargas de trabajo y el número de habitaciones por jornada laboral. Ya antes las camareras habían hecho lo propio para reclamar el abono de salarios retrasados. La huelga puede llegar a ser indefinida.

CONCENTRACIÓN DE CAMARERAS DE PISO EN LOS CRISTIANOS. El próximo 25 de agosto, las camareras de piso se concentrarán en la plaza de la Iglesia de los Cristianos desde las 16,30 a las 19 horas. Con esta protesta, el colectivo vuelve a reclamar una regulación de su profesión, una jubilación anticipada y reconocimiento de las enfermedades profesionales, con una gran incidencia en el sector de hostelería. 

LOS BOMBEROS DE LAS PALMAS SE PLANTAN. Pese a la teórica composición progresista, el grupo de Gobierno de la ciudad de las Palmas continúa sumando conflictos. Son ahora los bomberos los que se han plantado contra las horas extraordinarias por la negativa de la Corporación a abonarlas. El alcalde contrató esquiroles durante los pasados fuegos de San Lorenzo para sustituir a los trabajadores públicos.

 

Memoria

 

Sin rodeos

Medios de comunicación bajo control del Gobierno

La reciente censura impuesta al reportaje de una periodista de la televisión pública canaria en el que se recogía opiniones desfavorables hacia el gobierno de Clavijo, ha generado tímidas reacciones de algunos sectores políticos, mucho más benévolas de lo que cabría esperar para un antiguo problema que ya tendría que haber sido motivo de un fuerte correctivo parlamentario al  ejecutivo de Coalición Canaria, incluyendo un voto de la misma censura que con tanta impunidad ejerce. Tras eliminar de los medios de comunicación públicos a todas las voces especialmente discordantes, el aparato de propaganda de Clavijo ha pasado a la tarea de hacer lo propio en la mayoría de medios privados para cortocircuitar la voz de aquellas organizaciones sociales que nos les somos favorables y ha sustituido las opiniones disidentes por la suya propia. Para ello, mediante un sutil soborno con dinero público, el Gobierno ha hurtado la línea editorial y contenidos de la mayoría de medios informativos para convertirlos en su propia tribuna de entrevistas, reportajes e informaciones. Y aquí estamos, también en Intersindical Canaria, sufriendo esta dura campaña de amordazamiento ante las opiniones que retrate sin maquillaje al gobierno y a su mimada patronal. Una pérfida y férrea campaña de intoxicación informativa que no ha podido suplantar la realidad de unos trabajadores canarios en caída libre en materia de derechos y salarios y un régimen extractivo colonial de rapiña que sigue confirmándose como socialmente letal para la amplia mayoría de habitantes de este Archipiélago-nación. 

Encuentro Federación Sindical Mundial 10.7.2018Reciente encuentro estatal de organizaciones pertenecientes a Federación Sindical Mundiall INTERSINDICAL CANARIA y otras 30 organizaciones de trabajadores pertenecientes al conjunto de territorios y naciones del Estado español DECLARAN su total y rotundo rechazo, firme y enérgico, del IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC). Pacto que combatiremos explicando a la clase obrera del estado español todas sus características negativas. Este es uno de los acuerdos que tomamos el 10 de julio en la reunión de los sindicatos afiliados y amigos de la FSM, celebrada en Madrid a iniciativa del Secretariado de la Federación Sindical Mundial.

 

El nuevo acuerdo es fundamentalmente una recomendación de que los salarios aumenten alrededor del 2%, pudiendo llegar al 3% en función de la productividad y el absentismo. Esa subida, que supone una nueva pérdida de poder adquisitivo cuando el IPC oficial está ya en el 2,3%, ni siquiera está asegurada, por cuando se trata de una recomendación; de hecho ya hay casos de propuestas patronales de aumento por debajo del 2% en la negociación de los nuevos convenios. Además, la patronal ha manifestado que el acuerdo no se cumplirá si el gobierno incrementa la presión fiscal a las empresas con el aumento del impuesto de sociedades. Por todo ello, el nuevo AENC no sólo es negativo para la clase obrera, sino que puede quedar en papel mojado si así lo decide la patronal.

Inmediatamente después de firmado, los medios de comunicación y el gobierno burgués aplaudieron y bendijeron este acuerdo, presentándolo como un avance social de “profundo calado”. Además, los enemigos de la clase obrera no dudaron en afirmar que dicho Acuerdo “garantizará la paz social en las relaciones laborales”. Asimismo, este Pacto Social regala a la patronal su histórica reivindicación (siempre rechazada por el sindicalismo de clase) de hacer depender los salarios de la productividad y del absentismo, alineándose completamente con las directrices que imponen las multinacionales que deciden la política de la Unión Europea.

Tal como pasa en toda Europa, los trabajadores y trabajadoras de los países capitalistas siguen perdiendo logros históricos, adquiridos con largas luchas que supusieron sangre, asesinatos, despidos, exilios y sacrificios de nuestra clase. Al mismo tiempo, los capitalistas y las transnacionales siguen maximizando sus ganancias, acumulando riquezas en sus arcas.

No se pueden esconder, ahora menos que nunca, las responsabilidades históricas de los sindicatos amarillos que sembraron, para aplicar la Paz Social que les exigen los que les pagan las millonarias subvenciones que reciben (patronal, gobierno y la UE), la cultura de la colaboración de clases y de las mesas redondas, convirtiendo los diálogos en claudicaciones, y la expresión “lucha de clases” en palabra prohibida para todas sus actividades públicas.

Los sindicatos abajo firmantes, hacemos un llamamiento a todos nuestros afiliados en el plurinacional Estado español, a seguir luchando contra las recetas de los patrones y sus lacayos, reivindicando la satisfacción de las necesidades contemporáneas de nuestra clase. Los sindicatos de clase no podemos aceptar bajo ningún concepto ningún acuerdo que suponga una subida salarial por debajo del IPC y por supuesto no podemos aceptar que el anhelo de la patronal de hacer desaparecer la referencia del IPC se haga realidad. Por todo ello los sindicatos firmantes seguiremos luchando, cada uno en su ámbito de actuación, para mejorar las condiciones de trabajo de la clase trabajadora y para neutralizar los efectos de este acuerdo que se trata de un paso más en las políticas re-centralizadoras del Estado Español.

El nuevo proceso de negociación anunciado en la Segunda Reunión en la Moncloa, celebrada el 10 de julio, de la patronal, el gobierno del PSOE y los sindicatos amarillos, presupone dar continuidad a los pasos atrás en las conquistas de la clase obrera. De nuevo se anuncian medidas que los sindicatos amarillos no están dispuestos a llevar a las asambleas de trabajadores.

También rechazamos la sumisión de los sindicatos amarillos a las decisiones del imperialismo europeo y mundial, que también el 10 de julio inició el proceso de doblar o triplicar sus gastos militares, como OTAN, para facilitar sus intervenciones imperialistas y genocidas, que solo sirven para robar las riquezas de los países de Asia y África, y generan la necesidad de emigrar hacia los países sin conflictos armados. Emigración en la que la clase obrera de los citados continentes ve morir cada año decenas de miles de sus miembros.

Por último, convocamos a todos nuestros afiliados a solidarizarse con nuestros hermanos y hermanas del Estado español que sufren represión por su lucha sindical (detenciones, cárcel, despidos, sanciones, etc.) y reiteramos nuestra solidaridad internacionalista y de clase, que incluye la necesidad de respetar el derecho de autodeterminación de los pueblos.

Los sindicatos abajo firmantes seguiremos dando respaldo a todas las justas reivindicaciones planteadas por los sindicatos de clase, con el objetivo de alcanzar, más pronto que tarde, un cambio político y social radical para ir creando un nuevo modelo político, económico y social, sin explotación y con igualdad de derechos de todas personas. 

AST (Alternativa Sindical de Trabajadores)

CGT (Confederación General del Trabajo)

COBAS (Sindicato de Comisiones de Base)

Confederación Intersindical

COS (Coordinadora Obrera Sindical)

CSC (Coordinadora Sindical de Clase)

CSI (Corriente Sindical de Izquierda, Asturies)

CSU (Extremadura)

CSU de PyJ (Pensionistas y Jubilados)

CTA (Central de Trabajadores de Andalucía)

CUT (Aragón)

CUT (de Galicia)

ESK (Euskal Herria)

IA (Intersindical de Aragón)

IAC (Intersindical Alternativa de Catalunya)

Intersindical Canaria

Intersindical CSC (Catalunya)

Intersindical Valenciana

FSC (Federación Sindical de Clase)

FSOC (Frente Sindical Obrero de Canarias)

LAB (Euskal Herria)

SAC (Sindicat de l'Administració de Catalunya)

SAT (Sindicato Andaluz de Trabajadores/as)

SDT (Sindicato Democrático de Trabajadores) (Málaga)

SOA-STA (Sindicato Obrero Aragonés - Sendicato d'os/as Treballadors/as d'Aragón)

Solidaridad Obrera (Confederación Sindical)

Somos Sindicalistas

STEI Intersindical (Illes Balears)

STM-Intersindical Valenciana (Sindicat de Treballadores i Treballadors del Metall)

8D7EB1A1 4CE9 4379 A3D5 C0ECFE8D0C9D

Cambio climatico 

Opinión

Los hechos

demuestran ...

Huelga 14 Nov 2012que la organización y unidad de los trabajadores, es la herramienta más efectiva para la protección de sus derechos y avanzar en su dignificación laboral y social. Todo los grandes retrocesos sufridos por los trabajadores han coincidido con su desmovilización y apatía, todos los grandes avances de la clase trabajadora han sido acompañados de procesos de unidad laboral y lucha sindical. La forma natural y más efectiva de concentración de fuerzas para que se nos respete está en los sindicatos como organizaciones de los trabajadores.