Más que palabras

10.4

Presos 2

Memorias

En la lucha reivindicativa, a cada cual lo suyoSin rodeos

Sin que sus actores sean conscientes de que están siendo manipulados por el Sistema, estamos asistiendo en Canarias a un peligroso fenómeno: el intento de sustituir y ocupar el espacio reivindicativo que, por coherencia y por propio derecho, corresponde a otros dentro de la separación de funciones en el mismo objetivo de transformación social.  Y es así como se reproduce el número de plataformas, comisiones y movimientos de todo tipo, no para respaldar un objetivo común de avance social en las libertades y calidad de vida, sino para remplazar a sindicatos o partidos políticos que, recordemos, aparte de su constitución democrática y directamente representativa, han sido y son la columna vertebral de las libertades y la democracia.  Otra cosa diferente es que tales organizaciones no cumplan con sus cometidos, pero ante esa realidad, la metodología correcta a aplicar es, en su caso, incorporarse en ellas, establecer la crítica y utilizar los recursos para que la dirigencia de esas organizaciones corrija o sea sustituida. De continuar así, asistiremos a corto plazo a la existencia de unos clones sin definición ideológica, de corto recorrido y sin fijación de objetivos claros que nunca abordarán el necesario cambio global del sistema que nos oprime. Se quedarán al albur de la  posible consecución de efímeros logros sectoriales y de gremio que serán borrados a poco de que se ponga en movimiento cualquier ofensiva desde los poderes económicos y sus gobiernos. Reflexionemos pues, sobre la peligrosa moda sustitutiva de tareas que, emulando a las dictaduras, además, trata de evitar en las protestas y manifestaciones la exhibición de simbología identificativa e ideológica.

presidente Gobierno Canarias CEOE EFECristobal EDIIMA20171016 0734 19Clavijo-Patronal: impulsores a por igual de los bajos salarios La reacción empresarial, contraria a la opinión de algunos cargos públicos que han defendido la necesidad de normalizar los salarios de los trabajadores canarios, es para Intersindical Canaria inaceptable y denota la actitud ciertamente antisocial y avariciosa de la patronal en las islas. Si nos atenemos a los bajísimos costes laborales de las empresas, a las considerables bonificaciones en subvenciones y desgravaciones fiscales de las que son objeto, pero, sobre todo, a la considerable alza de los beneficios en una economía que les está resultando altamente favorable, la posición empresarial resulta intolerable y marcadamente insolidaria.

 

Canarias continúa liderando los peores salarios del conjunto del Estado, pero además, destaca también por  la baja calidad de empleo, situación esta que como efecto colateral lleva a una inadmisible extensión del número de  personas en el umbral de la pobreza, hecho este que  acusa todo los indicadores y estudios.

 

Para invertir esta indeseable situación y una vez contrastada la negativa de la patronal canaria a asumir voluntariamente comportamientos más proclives a un justo reparto de la riqueza, Intersindical Canaria es de la opinión que, serán desde los ámbitos sindicales y gubernamentales lo que tendrán que forzar a que el empresariado homologue los salarios de los trabajadores canarios a los del conjunto del Estado. Los sindicatos “mayoritarios” UGT y CC.OO abandonando su posición entreguista para forzar incrementos muy superiores en la negociación colectiva; y desde el gobierno canario y estatal, haciendo condicionar cualquier tipo de incentivo, subvención o desgravación fiscal al empresariado, a que esta asuma un reparto racional de sus beneficios con una incremento salarial justo que destierre la segregación que en materia salarial y  laboral recaen sobre los trabajadores del País Canario . El recurrente alegato de condicionar los aumentos salariales a una mayor productividad, tal como han propuesto algunas asociaciones empresariales, resulta una excentricidad al darse también en Canarias los mayores niveles de productividad laboral, saltándose muchos empresarios incluso la legislación en materia de empleo, hecho recientemente confirmado por el alto número de infracciones detectadas por  la Inspección de Trabajo.

3 de abril de 2018

 

Definitivo

  

Opinión

Patrimonio histórico-cultural

El gobierno desprecia la histórica Batalla de Acentejo

20180316 194430

 

Largo es el peregrinar del ayuntamiento de la Matanza para lograr situar el emblemático Barranco de San Antonio en el lugar histórico que le corresponde en razón a haberse allí producido la famosa batalla de Acentejo en la que los guanches diezmaron a las tropas de los conquistadores. Tras ser declarado Bien de Interés Cultural por su valor histórico, y proyectarse por el Cabildo Insular y el gobierno de Canarias varias actuaciones para la recuperación y adecuación del lugar, para, además, instalar un centro de Interpretación de la Batalla, hoy, nada se ha hecho. La construcción del edificio para tal fin se mantiene paralizado tras cuatro años, y el barranco y sus inmediaciones no han recibido ninguna actuación para recuperar su cauce y accesos. El gobierno de Coalición Canaria, como vemos, no sitúa entre sus prioridades la defensa del patrimonio histórico-cultural canario, como tampoco mueve un dedo por frenar la pérdida de nuestra memoria e identidad nacional. Al contrario, lo desprecia, prefiriendo impulsar las actividades colonizadoras foráneas en las islas y enterrar nuestra historia, para dedicar sus actuaciones en subvencionar la seudocultura foránea y la ordinariez.

Los hechos

demuestran ...

Huelga 14 Nov 2012que la organización y unidad de los trabajadores, es la herramienta más efectiva para la protección de sus derechos y avanzar en su dignificación laboral y social. Todo los grandes retrocesos sufridos por los trabajadores han coincidido con su desmovilización y apatía, todos los grandes avances de la clase trabajadora han sido acompañados de procesos de unidad laboral y lucha sindical. La forma natural y más efectiva de concentración de fuerzas para que se nos respete está en los sindicatos como organizaciones de los trabajadores.