Sin titulo1

Más que palabras

Sin titulo

breve laboral

Breve laboral

 

Los firmantes del convenio de Hostelería, dejan en suspenso el salario ya pactado.

Tras la firma del Convenio Colectivo de Hostelería de la provincia de Santa Cruz de Tenerife con Sindicalistas de Base, esta organización escindida de CC.OO ha dado marcha atrás y ha atendido la petición de la patronal para no hacer efectivo el abono del salario previamente pactado. Los empresarios han alegado indisponibilidad económica para atender su compromiso por “alta” cuantía de lo pactado, argumento este que contrasta con la larguísima congelación salarial que han sufrido los trabajadores, los sueldos miserables de la mayoría de las categorías laborales y los elevadísimos beneficios empresariales que ha tenido el sector.

Ashotel y Sindicalistas de Base 150219

 

El servicio de Mediación de Canarias (SEMAC) inoperativo por la falta de personal

Este servicio, encargado entre otras misiones de mediar y conciliar por la vía del acuerdo los conflictos laborales entre empresa y trabajador, carece de medios técnicos y humanos haciéndole inoperativo y alargando innecesariamente el proceso de tramitación previa a la entrada de las demandas en los juzgados de lo Social.

 

El alcalde de Tacoronte, tacha de inmoral el Convenio colectivo

Los premios por jubilación o la celebración de asambleas en horas de trabajo, son las razones esgrimidas por el dictadorzuelo alcalde de Coalición Canaria, Álvaro Dávila, para condenar y calificar de “inmoral” el Convenio Colectivo firmado voluntariamente en su momento entre la corporación y la representación de los trabajadores del ayuntamiento de Tacoronte. Antes de estas destempladas declaraciones, varias concejalas del mismo grupo político de Dávila presentaron al pleno su cese irrevocable por resultarles imposibles la convivencia con el déspota alcalde.

Memoria


Sin rodeos

Se acentúa  la regresión social y laboral

Como efectos de una gran campaña de manipulación social, acontecimientos como los graves síntomas que indican el camino sin retorno hacia la extrema degradación climática, vienen siendo menospreciados a pesar de sus trágicas y futuras consecuencias. Tampoco la retirada de los EE.UU del acuerdo sobre el control de armas nucleares pactado con Rusia, ha tenido la suficiente relevancia difusora a pesar de encontrarnos ante la posibilidad de estar avanzando hacia una peligrosa confrontación armada. Geográficamente más cerca, la actualidad y atención política se mueve entre las grotesca tramoya en torno a las negociaciones del gobierno español con los soberanistas catalanes y el juicio político a los presos independentistas del process. También la intoxicación de la opinión pública en el objetivo del desgaste de Nicolás Maduro, como único y legítimo presidente venezolano se suma a esta danza macabra. En estos contextos colindantes y supranacionales, la convergencia de la ultraderecha española se apresura a sacar partido para forzar la quiebra de los avances sociales de esta frágil democracia. En esta interminable ceremonia de  deformación y manipulación, los trabajadores del estado español, pero especialmente los de esta colonia atlántica,  llevan la peor parte. La anunciada recuperación de los derechos laborales se volatizan; la divulgada derogación de la  nefasta reforma laboral  se pospone sine die;  la clase empresarial extrema la explotación de los trabajadores, y la calidad y cohesión de los servicios públicos continúan en un acelerado proceso de deterioro. La pobreza, el desempleo, los bajos salarios y la paupérrima calidad laboral, se mantienen como los elementos vergonzantemente  identificativos del País canario. Asistimos, por tanto a una confabulación del “lado obscuro” que pretende paralizar el avance social y la voluntad soberana de los pueblos que las fuerzas del progreso debemos impedir.

Urgencias 2Aún sin encontrarnos inmersos en “picos epidémicos por gripe” (recordar que los datos actuales de la Red Centinela hablan de unos 90 casos por cada 100.000 habitantes en Canarias, cuando la onda epidémica superará previsiblemente los 250 casos), constituye una auténtica falta de ética por parte del Gobierno y su Consejería de Sanidad, tratar de atribuir los repetidos y generalizados colapsos de los servicios de Urgencias de toda Canarias al aumento de afluencia por esta patología. De ser así ¿Qué cabe esperar cuando el verdadero “pico” se produzca?

Desde Intersindical Canaria hacemos un análisis mucho más realista para explicar la situación cuasi mantenida pero intensificada en las últimas semanas y que afecta por igual a todos los Servicios de Urgencias del País Canario. Existen varios factores: por un lado, el bloqueo sistemático por falta de desarrollo y promoción de la Atención Primaria, donde la espera para concertar cita con el médico de cabecera puede prolongarse más allá de una semana; por otro, la falta de espacio, recursos materiales como camillas y recursos humanos en los propios Servicios de Urgencias, tanto hospitalarios como extra hospitalarios, que se han revelado de manera crónica como insuficientes para atender la demanda existente, produciéndose las ya conocidas escenas de pasillos abarrotados de pacientes en camillas y sillones sin acceso a una asistencia mínimamente digna ni a la necesaria intimidad y seguridad, condemoras de hasta once horas para valorar a los pacientes, lo cual dispara el riesgo de fracasos asistenciales. También es frecuente la presencia de ambulancias paralizadas a las puertas de los Servicios, descuidando su área asistencial de transporte sanitario, por no disponer de camillas para evacuar a los pacientes. Y más allá de esto, dado que un porcentaje de usuarios/pacientes precisan ser hospitalizados en el segundo o tercer nivel asistencial, la falta de camas impide que se produzca un drenaje fluido desde los Servicios de Urgencias que mantienen el colapso.

 

Ello lleva a la suspensión de intervenciones quirúrgicas programadas en la Sanidad Pública y tiene su repercusión negativa en las insufribles Listas de Espera, contando, claro está, con la inhibición de los responsables de la Consejería, que no exigen en sus “acuerdos” a las clínicas privadas-concertadas el mismo plan de contingencia cuando los Servicios de Urgencias Públicos se encuentran colapsados. Esto es, proceder a suspender las intervenciones de las que se nutren parasitando la pública y poner a disposición de la misma las camas disponibles para patologías médicas.

Y es que, esta Consejería de Coalición Canaria, pese al anuncio de presuntas acciones en sede Parlamentaria el pasado mes de diciembre, éstas no terminan de materializarse, dejando el tan anunciado Plan de Urgencias en papel mojado, tal como ya adelantábamos, por lo que se mantiene un nivel de improvisación tal frente a algo previsible que, sólo gracias a la voluntariedad de los trabajadores, que desempeñan su labor por encima del 100%, se mantienen los servicios en pie.

Sin titulo

Territorio

 16.2.20192

Opinión

 

el roto despido iii2

 

Los hechos

demuestran ...

Huelga 14 Nov 2012que la organización y unidad de los trabajadores, es la herramienta más efectiva para la protección de sus derechos y avanzar en su dignificación laboral y social. Todo los grandes retrocesos sufridos por los trabajadores han coincidido con su desmovilización y apatía, todos los grandes avances de la clase trabajadora han sido acompañados de procesos de unidad laboral y lucha sindical. La forma natural y más efectiva de concentración de fuerzas para que se nos respete está en los sindicatos como organizaciones de los trabajadores.