Más que palabras

7434EC63 E138 4053 9ECA 7EC62CD33D80

AFF Intersindical Calendario 2018

Memorias

                                                                                          Crisis en las organizaciones de los trabajadores 

Sin rodeosA la vista está y los hechos lo confirman: el sindicalismo como tal no ha podido superar aún su crisis organizativa especialmente evidenciada tras la singular ofensiva del sistema capitalista y sus agentes  para que las organizaciones de los trabajadores perdieran su brío y cohesión. Este hecho, no casualmente, aparece  acompañado de la implantación de un amplio número de medidas legislativas para multiplicar los beneficios empresariales mediante el extremo esfuerzo productivo de los trabajadores, la regresión en la calidad de empleo y la caída de salarios y de los derechos laborales. Pero también restringiendo la influencia social de los sindicatos con la exclusión de los legítimos representantes de los trabajadores en su importante papel institucional y en la negociación colectiva, hurtándoles así su esencial cometido social en  el apuntalamiento de las libertades y el progreso social. Como efecto colateral, ahí está la visualización de las crisis existentes en el seno de las organizaciones sindicales que,  de alguna u otra forma, tiene mucho que ver con la situación de desorientación que sufren sus estructuras orgánicas y los palos de ciego de sus dirigencias en una situación laboral y social inesperada y extremadamente lesiva y a la que estarían obligadas a dar ya una firme respuesta. No hacemos distingos en este análisis entre los sindicatos canarios y españoles, y aunque en la actual vorágine se recurra con frecuencia a aquella máxima cainista de “tu peor que yo”, urge una reflexión y una rápida reacción de cohesión y de recuperación de fuerzas ante el creciente empoderamiento empresarial y la acelerada desigualdad social que nos está llevando al mayor retroceso que se recuerda en los derechos del conjunto de la clase trabajadora, pero especialmente al de los asalariados pertenecientes a nuestra  Nación Canaria.   

 

1Desempleo sin prestación, bajos salarios e incumplimiento de la Ley de Dependencia, principales causas de la exclusión social

  La pobreza o el riesgo de padecerla que afecta a cerca de la mitad de la población canaria, no es coyuntural sino que está vinculada a un modelo económico injusto de desigual e injusto reparto de la riqueza y que se materializa en el altísimo porcentaje de desempleo sin derecho a subsidio y a los  bajos salarios, indicadores estos que continúan siendo los referente más destacado del modelo laboral canario. Resulta significativo que en los últimos años la pobreza severa en el País Canario se haya duplicado para alcanzar niveles que superan la de cualquier comunidad española o europea, alcanzando una renta de 2400 euros menos por habitante en comparación a la media del Estado. Los teóricos puestos de trabajo creados en los último meses y que son motivo de  vanagloria del gobierno, tampoco inciden en mejorar esta situación al estar constituidos por contratos temporales precarios de baja duración y, económicamente muy mal compensados. 

 

       Parafraseando el presidente Clavijo y aunque es cierto que “con ayudas no desaparece la pobreza”, es esa precisamente la formula con la que su Gobierno ha venido parcheando un problema que ha ido a más sin que se hayan tomado decisiones que atajen el problema de raíz. Al contrario, nada se ha hecho para promover la dignificación salarial del conjunto de trabajadores canarios, entre las que se encuentran el establecimiento de medidas legales que disuadan a los empresarios para que mejoren los sueldos de sus empleados o compensando la brecha salarial existente en Canarias con desgravaciones fiscales en favor de los afectados.

      Además, la precariedad salarial deriva luego en inferiores pensiones, lo que conlleva un efecto multiplicador en esta política antisocial y generadora de desigualdad, complementándose estos estragos con la caótica ayuda a la Dependencia que se practica por el gobierno canario. En este apartado Canarias también ocupa la cola en cumplimiento de la ley.

      Ciertamente, no es publicitando los bajos salarios en el exterior como atractivo inversor empresarial como se combate la pobreza. Este reprobable anacronismo, repetido por el presidente del Gobierno, le niega cualquier credibilidad para ser la solución del problema a la pobreza existente en Canarias.

      Como conclusión, el gobierno español con su retrógrada legislación laboral e inversora, y el ejecutivo canario con la aplicación de su política antisocial plegada a los intereses de los que más tienen, continúan conformando  una destructiva fábrica de creación de pobreza y exclusión social.

Sin titulo

Opinión

Los hechos

demuestran ...

Huelga 14 Nov 2012que la organización y unidad de los trabajadores, es la herramienta más efectiva para la protección de sus derechos y avanzar en su dignificación laboral y social. Todo los grandes retrocesos sufridos por los trabajadores han coincidido con su desmovilización y apatía, todos los grandes avances de la clase trabajadora han sido acompañados de procesos de unidad laboral y lucha sindical. La forma natural y más efectiva de concentración de fuerzas para que se nos respete está en los sindicatos como organizaciones de los trabajadores.

Cambio climatico