Memorias

Sin rodeos Clavijo, el bufón del reino

Con diferencia, los canarios sufrimos el peor presidente de Gobierno que ha asumido la jefatura de esta colonia. Y esta afirmación la avala, no sólo lo que a política interior se refiere con los paupérrimos indicadores laborales y sociales que se nos imponen, sino también y principalmente a la imagen que de los canarios Clavijo proyecta al exterior. Aquello de invitar a los empresarios extranjeros a invertir en las islas porque nuestros trabajadores cobran menos y trabajan más, merecería la mutilación lingual. Nada digamos entonces, de la actitud servil y humillante con la que Clavijo acompaña las visitas presidenciales a la monarquía o a la presidencia del Gobierno de España y que le han hecho merecedor del calificativo de "genuflexo".  Ahora, contra todo pronóstico, el presidente se supera a sí mismo y se despacha con un viaje al Líbano con gastos a cuenta del contribuyente para visitar a la tropa profesional de "canarios" allí desplazados, y no lo hace sólo para emular competencias del ministerio de Defensa que no le son propias, sino lo que es peor, como otro acto de ultraje a los canarios, lamiendo la bota del militarismo y el colonialismo español. Todo un modelo, con el que el pintor Velázquez hubiese podido inspirar cualquiera de sus  miserables  bufones. 

Con la protesta  se demanda al Gobierno recursos asistenciales y laborales 

Las gerencias de los Hospitales del Archipiélago han sido simultáneamente ocupadas en la mañana de hoy por representantes de los trabajadores pertenecientes a Intersindical Canaria, dando a la acción de protesta un  carácter de encierro indefinido cuyo  objetivo es reclamar recursos para la sanidad pública Canaria y acabar con el esclavismo laboral.

Los despachos ocupados a partir de las 11 de la mañana por varios representantes sindicales y en distinto número de efectivos, son los de los Hospitales Doctor Negrín en Gran Canaria, Universitario de Canarias y Ntra. Sra. de la Candelaria en Tenerife, Insular de Fuerteventura  e Insular de Lanzarote. En el resto de Islas y al no poderse acceder a las gerencias, la protesta se mantiene las proximidades de las dependencias de las jefaturas de los centros.

 

Los encerrados han invitados a los equipos directivos de los hospitales a sumarse a los encierros para que de tal forma, visibilicen ante el Gobierno y la opinión pública su contrariedad, tal como manifiestan en privado, por los graves problemas que están generando la raquítica inversión que realiza el Gobierno. 

Coincidiendo con la ocupación de los despachos,  los trabajadores han entregado a los responsables de los Hospitales un escrito en el que plantean las importantes carencias que sufre el conjunto de la sanidad pública sin cuya cobertura resulta imposible que los trabajadores puedan ejercer sus actividades profesionales con una mínima garantía de éxito asistencial. Así mismo, reclaman el inicio de un proceso de devolución de derechos laborales hurtados con el pretexto de la crisis, argumento en estos momentos insostenible.

El escrito reclama la contratación y reincorporación de los entre  de 3 mil trabajadores y 4 mil trabajadores que el Gobierno ha dejado de contratar por la aplicación de los salvajes recortes, y que ha llevado a que, a día de hoy, a personal sanitario se le adeude unas cien mil horas trabajadas de más y por encima de su jornada laboral, sin que se les haya compensado , pero también que se proceda a invertir de inmediato  el déficit de 1.200 millones que  se ha sido substraído a la sanidad pública  en los últimos  tres años .

Ni una sola de las promesas realizadas por el Gobierno a los trabajadores  para la mejora de la sanidad pública ha sido cumplida. Y los nuevos cantos de sirena de nuevas inversiones, aparte de ridículas,  se repartirán entre la concertada  y la industria farmacéutica. Junto a los trabajadores, los cerca de 200.000 pacientes en espera quirúrgica, consulta o pruebas diagnósticas demandas soluciones inmediatas.

Aisha

 

Cambio climatico

  

Opinión

Los hechos

demuestran ...

Huelga 14 Nov 2012que la organización y unidad de los trabajadores, es la herramienta más efectiva para la protección de sus derechos y avanzar en su dignificación laboral y social. Todo los grandes retrocesos sufridos por los trabajadores han coincidido con su desmovilización y apatía, todos los grandes avances de la clase trabajadora han sido acompañados de procesos de unidad laboral y lucha sindical. La forma natural y más efectiva de concentración de fuerzas para que se nos respete está en los sindicatos como organizaciones de los trabajadores.